Chiqui operado de una ránula

Chiqui operado de una ránula

La ránula en la boca, también denominada mucocele sublingual es una acumulación saliva mucoide localizado bajo un lateral de la lengua. En tre las causas principales en el perro suele ser un traumatismo o la presencia de un sialolito o cuerpo extraño, sin poder descartarse una neoplasia como agente causal, aunque esto úlrimo es más infrecuente.

El mucocele sublingual no es un quiste, ni un absceso ni un un tumor, es una "bolsa" de saliva. 

En primerra instancia recurrimos a una cirugía y optamos por la resección en vez de la marsupialización o a la expirpación de la glándula, aunque si se presentase una recidiva habría que plantearse la extracción del complejo mandibular-sublingual.

El diagnóstico clínico del mucocele sublingual se justica con la detección de una masa blanda y fluctuante, que suele molestar al masticar. El aspirado del liquido conseguido por punción es casi diagnóstica. 

Chiqui ya tiene 14 años y por ese motivo antes de entrar a quirófano se le ha realizado un chequeo analítico completo y una vez eliminada la masa se aprovechó para realizarle una limpieza de boca, enviando una muestra al laboratorio de histopatología para descartar la etiología tumoral.

Todo salió bien y confiemos que el resultado del laboratorio se igual de satisfactorio.

La imagen puede contener: comida

La imagen puede contener: comida

La imagen puede contener: perro

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo
 
 
 
 
 
Vanessa Celestino opinó sobre Centro Policlinico Veterinario Malaga:5 estrellas
Hoy he operado a mi perro "Chiqui" en esta Clínica, un caniche de 14 años. Pese a mi preocupación, yo sabía de antemano que todo iba a salir bien porque este grupo humano que trabaja en esta clínica es sencillamente genial. El caso de Chiqui es muy especial. Desde que nació tuvo muchos problemas digestivos, especialmente vómitos y diarreas, tristeza, cansancio, apatía... así fui de veterinario en veterinario hasta que llegue a esta Clínica y me encontré con Toñi, literalmente la salvadora de mi perro. Encontré en esta Clinica, como ya he dicho, a un equipo humano increible: Atentos, amables, serios, profesionales...desde la ya mencionada Toñi, pasando por Maricarmen y terminando por Andrés, todos maravillosos conmigo y mi perro enfermo. Después de pruebas, la verdad es que Toñi acertó de pleno y fue directamente al grano... En fin, por no aburriros, deciros que Chiqui engordó kilo y medio y está en su peso, está contento, fuerte, alegre y con un tratamiento para toda su vida pero curado. Adios vómitos y diarreas y... A comer de todo! Hoy después de esta intervención quirurgica está hecho un campeón, ya en casa y pidiendo de comer, ladrandole a otros perros y marcando territorio. Así es Chiqui, un perro maravilloso que ha vuelto a nacer gracias a esta gran "familia" que son el Equipazo de esta Clinica Veterinaria.